Hides Ornitológicos de Piornal

Áreas de interés ornitológico en el Valle del Jerte

Cola del Embalse del Jerte

Un curioso y accesible humedal regulado por la Presa de Plasencia, en plena transición entre Encinas y Alcornoques y Robles Rebollos y Fresnos, entre los bosques cálidos de hoja perenne y los bosques caducifolios del templado Valle del Jerte. Guiados por el inmenso dique del Valle del Jerte, el paso migratorio entre las mesetas del Duero y el norte de la Península y Europa hacia las templadas tierras de Extremadura. Privilegios para la vista como la Cigüeña negra (sobre todo en otoño), entre las blancas y Garzas, entre incontables Milanos negros en verano, Ratoneros, el Águila culebrera e incluso el Águila pescadora, cuando comienzan su paso Grullas y Ánsares, en un otoño de parada también de limícolas y acuáticas.

Garganta de San Martín

Desde lo alto del Collado del Cardiel a 1952 m de altitud hasta los 760 m donde se une al río Jerte, cerca de las ruina de la ermita de Santa María que atestiguaba la riqueza de quienes aquí se suman, la Garganta de San Martín desciende incansable y sin respiro. Serpentea, brinca y salta espumosa entre grandes rollos de granito y majadas de pastores de antaño, de menor uso en la actualidad. Desembocan en ella diferentes arroyos más largos y de mayor entidad desde el sur, desde la umbría de Peña Negra, como el del Lobo Negro, La Chorrera,…

El invierno es exigente y la vida queda latente, casi aletargada, deseando estallar en primavera, cuando son habituales observaciones no sólo de migradoras parciales sino, además, bandos de grandes migradoras europeas como las famosas Grullas y Ánsares en días claves, Palomas torcaces, Tórtolas comunes, y afortunada la ocasión, hasta Cernícalos. Es frecuente observar Currucas, Mosquiteros, Acentores,  Escribanos, Alondras, Bisbitas campestre y alpino, Colirrojos, con más suerte al Alcaudón dorsirrojo, y al bellísimo Pechiazul, así como el Roquero rojo,…  además de numerosas aves forestales en la parte más baja de la Garganta, un tranquilo robledal de rebollos. Lavandera cascadeña y Mirlo acuático en los cauces, planeando al Buitre leonado, y campeando al Aguililla calzada o al Águila culebrera suspendida inmóvil, como el modesto Cernícalo vulgar.

Tanta importancia y diversidad está acompañada por  la cantidad de plantas endémicas así como la red asociada a ella de polinizadores, como las espectaculares mariposas, y depredadores de éstas, libélulas, anfibios,… Entre los mamíferos, a buen seguro, nos observará un rebaño de Cabras montesas.

Dado que se encuentra en la zona sensible de la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos es necesario contactar con los/as responsables de ésta, para comunicar nuestra intención de visitarla. Nos informarán sobre curiosidades, datos actualizados y coincidencias, como días de caza u otros eventos de interés para planificar mejor nuestra visita.

Hides Ornitológicos de Piornal

Se han instalado dos escondites o hides para la observación y fotografía de aves.

  • Hide para la observación de grandes rapaces: Su situación es inmejorable. Desde este escondite se consigue tan amplio campo de visión que permite la observación y fotografía de varias poses durante el vuelo, durante el aterrizaje de las aves se aprecian perfectos picados y, ya en los posaderos, por la cercanía de estos respecto al hide, se puede disfrutar de las especies de una forma única.Desde él pueden observarse las siguientes especies: águila real, buitre negro, buitre leonado, alimoche, milano real, milano negro y algunos córvidos.
  • Hide para la observación de pequeñas aves:
    Aún está en proceso de puesta en marcha. Se abrirá al público en próximas fechas.

Para reservar es necesario una antelación mínima de 2 / 3 días, ya que hay que encargar carne y                 huesos y repartirlos por los posaderos para que las aves bajen.

El cliente dejaría su vehículo en el pueblo y uno de nuestros encargados le llevaría hasta el hide y,              de igual forma, una vez acabada la sesión, le recogería para llevarle de vuelta hasta su coche.

                                                   Teléfono de reserva: 927 78 01 30

Puerto de Honduras

Los Montes de Traslasierra se yerguen como espina dorsal entre las tierras de la meseta salmantina y los relieves abulenses al norte y las tierras extremeñas al sur, sirviendo de guía durante ambas migraciones, prenupcial en primavera, y post reproductiva en otoño.

Debido a su altitud, 1433 m, la mejor época para observar infinidad de aves rapaces, forestales y arbustivas comienza a partir de mayo y se extiende hasta mediado el otoño. Podremos sentir la fortuna de admirar algún Halcón abejero como especie más singular, o peregrino, presente en las cercanías, Águila culebrera o Aguililla calzada, que campean por estos altos, y por supuesto la cantidad de pequeños pájaros entre árboles  y arbustos que limpian de insectos a un lado y a otro: Pinzones, Carboneros y Herrerillos, Mitos, Agateadores, Trepadores,.. de árbol a árbol, Currucas y Acentores entre arbustos, o siempre en el aire ejércitos de Aviones y Vencejos y menos numerosas golondrinas.

S
Silvia Nieto Benidio
En el 2003 iniciamos nuestra aventura de cambiar la ciudad por el campo y abrimos El rincón del Jerte. Somos profesionales del sector hotelero y grandes amantes de la naturaleza y los animales. El Valle del Jerte nos ha ofrecido todo lo que deseábamos y lo queremos compartir con vosotros/as